En la sesión anterior trabajamos con Gmail, el gestor de correo electrónico. Además de sus ventajas y posibilidades, esta aplicación web tiene un valor añadido: con la cuenta de Gmail (usuario, contraseña) tenemos acceso a todos los servicios del universo Google. En las dos próximas sesiones, nos concentraremos en una de las herramientas más conocidas y usadas de Google, Google Docs.

Google Docs es una herramienta bifronte como Jano:

Creación de documentos


De un lado, es una aplicación web ofimática, esto es, incorpora las típicas herramientas (procesador de textos, hoja de cálculo, etc.) pero en línea para producir: textos, presentaciones, dibujos y hojas de cálculo, y además otras menos comunes en los paquetes ofimáticos, formularios webs. Ello significa que desde esta aplicación web, desde internet, puedo componer, crear un texto, una presentación, una hoja de cálculo... Si bien, como veremos, las posibilidades de estas aplicaciones son básicas. No son comparables a las posibilidades que ofrece Word, PowerPoint, Excel, o sus equivalentes en el paquete OpenOffice (Writer, Impress o Calc.), a las que se ofrecen en Gdocs. No obstante, responde GDocs, con solvencia, a las necesidades más comunes de un usuario para la producción de textos, hojas de cálculo o presentaciones.




Subida de archivos


Pero, de otro lado, es también un sitio de alojamiento de archivos (que podemos compartir con los usuarios que deseemos). Soporta el servicio hasta 15 formatos diferentes. Entre otros, los más comunes: doc, docx; pdf; xls y xlsx; ppt y pptx, ...



Sincronización


¿Existe la posibilidad de integrar ambas funcionalidades, a saber, aplicación web ofimática y servicio de alojamiento de archivos? Sí, es posible, y de un modo muy cómodo y simple. Existen programas que permiten la sincronización, si lo deseamos, entre nuestros paquetes ofimáticos instalados localmente, en nuestros ordenadores, sea OpenOffice u Office, y nuestra cuenta en Gdocs. Además, estas herramientas de sincronización son gratuitas y se instalan como extensiones o añadidos, se integran totalmente en el paquete ofimático de nuestro ordenador.

Para Microsoft Office, existen dos buenas aplicaciones para sincronizar vuestros documentos alojados en el disco duro con vuestra cuenta en línea de Google Docs: OfficeSync y, recientemente, un plugin de la propia Google, Google Cloud Connect. Si, por el contrario o simultáneamente, usáis OpenOffice podéis instalar OpenOffice2GoogleDocs(y 2).

Y, ciertamente, la sincronización funciona en ambos sentidos: de Gdocs a Office u OpenOffice y de Office u OpenOffice hacia Gdocs. En consecuencia, siempre puedo tener una copia actualizada de los archivos que desee tanto en casa como en el centro.






Trabajo colaborativo


En la sesión anterior, subrayábamos que la denominada web 2.0 se caracterizaba porque las aplicaciones en red estaban diseñadas para que los usuarios compartieran y elaboraran conjuntamente información. Asimismo, decíamos que, dada esta característica central de esta tecnología, facilitaba, obviamente, el aprendizaje colaborativo de nuestros alumnos.

Conviene ya pasar de las declaraciones y afirmaciones generales a la demostración de las mismas. Pero antes de ensayar en el curso alguna de estas herramientas colaborativas en línea, se me ocurre que puede resultar útil reflexionar sobre qué tipo de actividades pueden desarrollarse con las herramientas que vamos a trabajar en esta sesión.

En una clase de Lengua castellana, ¿qué tipo de documentos (textos o presentaciones, más difícilmente hojas de cálculo, formularios o dibujos) pueden desarrollarse colaborativamente? Para el caso de los textos, cualquier tipo textual (narracción, descripción, exposición, argumentación o diálogo) puede componerse colaborativamente con Google Docs. Por tanto, cuando solicitamos de los alumnos que realicen un ejercicio de escritura- una descripción de un lugar, o un cuento del tipo que sea, una descripción física de sí mismos, o un vocabulario de jerga juvenil, etc.-, si deseamos que ese ejercicio de escritura sea compartido por dos o más alumnos, podemos indicarles que hagan uso de Google Docs, de tal modo que compartan un documento entre ellos y con nosotros, para conducirles y cooperar en esa actividad.

Compartir archivos


El procedimiento para compartir archivos es muy simple:



Una de las dificultades que habitualmente se aduce en un trabajo elaborado en grupo es la de evaluar con justicia a cada miembro del grupo, puesto que es tan relevante la participación en el proceso de elaboración de cada miembro del grupo como el propio resultado final colectivo. ¿Cómo se resuelve con una herramienta tecnológica? En Google Docs es muy fácil. Existe un control de las revisiones del documento en el que podemos comprobar qué usuario introduce los cambios, así como el propio contenido de los cambios introducidos:





Además de estas presentaciones elaboradas por el CEDEC-ITE, os enlazo un par de artículos (uno y dos) sobre Gdocs y compartir archivos, publicados por el Observatorio Tecnológico del ITE y una lista de reproducción del canal oficial de Gdocs en Youtube:




Otro modo de compartir archivos es publicarlos en un sitio web (blog, wiki). Para ello, GDocs nos ofrece el código html que nos sirve para

Publicar en un sitio web:











Evidentemente, si nos interesa no la realización de una actividad o ejercicio más o menos descontextualizado sino una tarea o proyecto, Google Docs que, evidentemente no es más que una herramienta a nuestro servicio, también nos puede resultar muy útil. En el vídeo- de la famosa factoría de Common Craft- se muestra cómo facilita la tarea de edición de una publicación (el diario de clase, el noticiario del grupo, etc.)